1 Rothenburg (Alemania)

Rothenburg se encuentra en Baviera, y es una antigua ciudad imperial que conserva el aspecto intacto desde hace siglos. Casas de fachadas entramadas, techos inclinados que acumulan nieve y decorado navideño, son el marco perfecto para una Navidad especial

 

Rothenburg ob der Tauber – Plönlein

2 Hallstatt (Austria)

Aquí debería confesar, que Hallstatt es un pueblo mimado en el blog (tanto que ya ha salido en varias listas con justicia). Omitirlo en ésta lista navideña hubiese sido inoportuno. Hallstat es uno de los pueblos más bonitos de Europa, y se encuentra en el distrito montañoso de Salzkammergut en Austria

3 Füssen, Alemania 

Tal vez nos desviamos un poco del tópico navideño, porque aquí no sólo vamos de nieve, pueblos con encanto y paisajes de montaña, sino también, con el extra de un entorno de cuento de hadas en donde no faltan castillos legendarios (Neuschwanstein y Hohenschwangau), y lagos de postal. Füssen es el pueblo alemán (y casi en la frontera con Austria) que invita a una Navidad inolvidable al pie de los Alpes

4 Alsacia, Francia

Alsacia, en el nordeste de Francia, es una de las regiones más bellas e interesantes de Europa. Este territorio, como sabréis, pasó de mano en mano a lo largo de la historia por las disputas entre alemanes y franceses. De hecho, los topónimos, las tradiciones, la gastronomía o la arquitectura podrían recordar a cualquier pueblo de la vecina Selva Negra (otra zona preciosa, por cierto). Pero además de ser una región histórica, Alsacia es un imán para el turismo: pueblos encantadores, paisajes bucólicos, castillos espectaculares, buen vino… en fin, una encanto.

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.