nueva YORK

Una tragedia ocurría, esta semana en Nueva York. Un niño de tan sólo un año de edad, moría tras el intento de su padre de ayudarle.

Aunque suena algo extraño, el caso ocurrió cuando el hijo se encontraba con tos. Entonces el padre, y trás haberle dado al niño algún remedio casero para aliviar su tos, ésta no paraba.

¿Cómo pasó?

Fue entonces cuando a las 3 de la madrugada, el padre decidió llevar al niño al cuarto de baño, poner agua hirviendo en la bañera y ayudar a desaparecer la tos de su hijo a través de la humedad. El padre, volvió a la cama y se puso la alarma a las 5 de la mañana, es decir, 2 horas después. Pero fue la madre, quien se despertó y vio al niño quien ya se encontraba con una temperatura de 42 grados. Aunque lo llevaron rápidamente al hospital, acabaría muriendo un poco más tarde. Sin duda una trágica noticia que en NCN nos ha conmovido y queríamos compartir con todos los carteyanos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.