Seguro que en tu paso por las redes sociales te has planteado alguna vez tomarte un respiro de Facebook, Twitter o Instagram durante una temporada, bien para desconectar o bien para evitar distracciones durante algún proyecto, ya sea académico, laboral o personal. No es raro: el 75´1 % de los españoles afirma entrar en las redes sociales al menos una vez al día,  y un 16% comprueba sus redes sociales antes incluso de desayunar.

Además del tiempo que le dedicamos a las redes –50 minutos diarios solo a Facebook, según datos de la compañía en 2016–, el escándalo de la fuga de datos de Cambridge Analytics ha dado a muchos usuarios otro motivo para alejarse de los “me gusta”. Sin embargo, ¿qué hacemos con nuestros perfiles si decidimos abandonarlas un tiempo? ¿Y qué quedará de los datos que hay en ellos? La mayoría de las redes cuenta con diferentes opciones para volverse “invisible” ante otros usuarios o distintas formas reversibles –e irreversibles– de eliminar nuestra cuenta. Te contamos cómo puedes hacerlo con Instagram, Facebook y Twitter, y qué ocurrirá con tus datos si lo haces.

En Facebook: desde ponerla “en pausa” al borrado completo

Facebook cuenta con una opción para suspender tu cuenta temporalmente y reactivarla cuando quieras. Para hacerlo, hay entrar en el menú de configuración –en el desplegable con una flechita en la parte superior derecha de la versión web, y en el icono de la esquina inferior derecha en la app– y, en el apartado “general”, hacer clic en “administrar cuenta”. En el desplegable, podrás seleccionar la opción de “desactivar cuenta”.

Mientras la cuenta esté desactivada, no se podrá acceder al contenido que hayas publicado –ni comentarios en publicaciones propias y ajenas, ni fotografías, ni post en tu muro…– ni tu perfil aparecerá en los buscadores. Tus contactos no recibirán ninguna notificación de tu desaparición temporal aunque, a diferencia del desactivado de cuenta de Twitter, los mensajes privados que hayas enviado a otros usuarios (por FB Messenger) sí permanecerán visibles para las personas a las que se lo hayas enviado. Para volver a arrancar tu cuenta, solo tienes que volver a iniciar sesión.

Si tienes claro que no vas a volver, Facebook también cuenta con la opción de eliminar la cuenta de forma permanente: se hace a través de este enlace y el borrado es irreversible. Según explica el servicio de ayuda de la red social, todo tu contenido se volverá inaccesible al instante, aunque la empresa tardará 90 días en eliminar tus datos.

PULSA EN LA FOTO
Haz clic en la imagen para ir a la opción de borrar, para siempre, tu cuenta.

Ten en cuenta que Facebook no borrará toda la información que tenga de ti: además de los mensajes que hayas enviado a otros usuarios, la empresa advierte que “es posible que copias de algunos materiales permanezcan en nuestra base de datos pero se disocien de identificadores personales”. Es decir, la empresa puede seguir manteniendo algunos datos tuyos, pero sin información que permita identificarte.

También es posible que, aunque borres tu cuenta, algunas aplicaciones a las que hayas accedido conserven información de tu perfil. Esta no puede eliminarse de forma automática y, para que desaparezca, no hay más remedio que ponerse en contacto con los desarrolladores de la app y solicitar su eliminación. En este artículo tienes más información sobre las aplicaciones que tienen acceso a tus datos de Facebook y cómo restringirlas.

¡A borrar imágenes!. Facebook

Una tercera opción es blindar la privacidad de tu perfil para que solo tus contactos –o nadie– pueda ver tus publicaciones o buscarte en Facebook. Puedes hacerlo entrando en el menú de configuración, seleccionar el apartado “privacidad” y configurar tus publicaciones para que solo puedas verlas tú. Puedes hacer lo mismo para modificar la privacidad de tus publicaciones anteriores pero, si luego te arrepientes y quieres cambiarlas de nuevo, tendrás que hacerlo de una en una. Tienes más trucos para modificar tu privacidad en Facebook en este artículo.

Facebook no cuenta con ninguna opción para “resetear” la cuenta, eliminando todas tus publicaciones y empezando desde cero, pero sí existen programas y extensiones que facilitan la tarea. Una de las más populares es la extensión Social Book Post Manager de Chrome, que permite borrar todas las publicaciones realizadas en el periodo de tiempo que seleccionemos.

Social Book Post Manager permite seleccionar un periodo de tiempo y eliminar todas las publicaciones que hicieras en él

En Instagram: cómo desaparecer del todo (o para los que no te siguen)

Las opciones que ofrece Instagram a sus usuarios para desaparecer son un cruce entre las que ofrecen Twitter y Facebook. Por una parte, para volverse invisible ante los usuarios que no te siguen, permite la opción de poner un “candado” a la cuenta: mientras esté habilitado, tu perfil, tus “me gusta”, tus stories y tus fotos solo estarán disponibles para tus followers, y podrás elegir rechazar a nuevos seguidores. Lo único que será visible para todos los usuarios serán los comentarios que hayas dejado en las fotografías de otros usuarios. Puedes activarlo en el menú de “editar perfil”, activando la opción “cuenta privada”.

Instagram también incluye botones para desactivar temporalmente la cuenta y para eliminarla, aunque ambos están bastante escondidos. El de la suspensión solo aparece en la versión web: una vez que inicies sesión, entra en “editar perfil” (a la derecha de tu nombre de usuario) y, en la parte inferior del menú, haz clic en “desactivar mi cuenta temporalmente”. Te pedirá que selecciones un motivo para desactivarla y que introduzcas de nuevo tu contraseña. Cuando lo hagas, tu cuenta desaparecerá hasta que vuelvas a iniciar sesión, aunque a veces tarda unas horas en reactivarse.

Si tienes claro que tu “adiós” a Instagram es definitivo, puedes eliminar tu cuenta de forma permanente e irreversible a través de este enlace, que está escondido en su web.

Mientras tu cuenta esté suspendida o eliminada, tu perfil, fotos, stories, comentarios, “me gusta” y mensajes privados desaparecerán de la red social, aunque tu perfil e imágenes pueden seguir apareciendo en buscadores –aunque los enlaces hayan dejado de funcionar–. Hay dos formas de solucionarlo: en caso de que sean enlaces a tu perfil, solicitar que Google retire el contenido con este formulario. Según la política de privacidad de Instagram, la empresa “puede conservar la información y el contenido del usuario durante un plazo razonable en términos comerciales con fines de copia de seguridad, archivo o auditoría”.

¿Cómo asegurarte de que todas las fotos de tu perfil han sido eliminadas?. Instagram

En caso de que sean otras páginas las que conserven tus datos –como aplicaciones vinculadas a Instagram como Instagallery, Instaview, Statigram…– tendrías que revocar el acceso de esas aplicaciones a tu cuenta. Puedes hacerlo o bien en el apartado “aplicaciones autorizadas” del menú de configuración (puedes entrar por este enlace) o, si ya has borrado tu cuenta, solicitando a la empresa su eliminación. En el servicio de ayuda de Instagram tienes un listado de aplicaciones y las direcciones a las que escribir para pedir el borrado de tus datos.

Instagram no cuenta con una opción para borrar todo el contenido de la cuenta y, de querer hacerlo, tendrás eliminarlo manualmente. Sí tiene una opción –solo disponible en la app– para ocultar contenido a todos los usuarios sin necesidad de eliminarlo. Para utilizarla, pulsa el botón de opciones de la foto que quieras esconder (el de los tres puntos) y selecciona la opción de “archivar”. La imagen conservará los comentarios y “me gusta”, pero no aparecerá en tu perfil ni será visible para el resto de usuarios.

En Twitter: 30 días de descanso en cuatro clics

Existen dos opciones para tomarse un respiro en Twitter, el candado o la desactivación de la cuenta. Con el candado, según explica el centro de ayuda de Twitter, los tuiteros que no sean tus seguidores no verán tu cuenta o tus tuits y, podrás elegir rechazar a nuevos seguidores. Eso sí, todo el mundo –sean o no tus followers– podrá mencionarte en sus tuits, así que si lo que quieres es desconectar también tendrás que silenciar todas tus notificaciones. Para poner el candado en tu cuenta, entra en el menú de “configuración y privacidad” (haciendo clic en tu foto de perfil), ve a la pestaña “privacidad y seguridad” y selecciona “protege tus tuits”.

Para que nadie –ni tan siquiera tus followers– puedan ver el contenido de tu cuenta, la única opción es la desactivación: esta elimina completamente tu perfil para todos los usuarios, incluso los mensajes que hayas enviado por privado y, según el centro de ayuda de Twitter, la empresa solo conservará tus datos durante 30 días.

Para desactivarla, tienes que entrar en el menú “configuración y privacidad” y, en la pestaña de “cuenta”, hacer clic en “desactiva tu cuenta”. Cuando aceptes, te pedirá de nuevo tu contraseña y, después de introducirla, tu cuenta quedará desactivada. Cuatro clics son suficientes para olvidarte de Twitter una temporada.

La desactivación de la cuenta es reversible durante 30 días: si en ese periodo vuelves a iniciar sesión, tu cuenta se reactivará de nuevo.

Tanto si te pones el candado como si eliminas tu cuenta, puede que haya páginas que todavía mantengan tus datos. Twitter no tiene control sobre contenido almacenado en otros sitios web como buscadores, servicios como Favstar o páginas web que hayan publicado tus tuits. Por ejemplo, podría ser que en una búsqueda de Google apareciera uno de tus mensajes, aunque el enlace al mismo ya no funcionara. En ese caso, podrías solicitar que Google retirara ese contenido en este formulario.

Si quieres eliminar todos tus tuits sin necesidad de borrarte la cuenta, hay aplicaciones y programas –como Tweetdeleter o Tweetdelete– que permiten borrar de un plumazo todos tus tuis. Eso sí: la mayoría de estos programas solo permiten borrar hasta 3.200 tuits. Si tienes más, te va a tocar dedicar un rato a vaciar tu perfil.

Fuente: El País

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here