Cada obra que vemos es el fruto de tres o cuatro meses de trabajo como mínimo, tened en cuenta que sólo pintamos de 2 a 3 cuadros al año.
Para comenzar una obra, primero hay que saber el motivo que queremos pintar, influye mucho, por no decir todo, nuestro estado de ánimo. Empezamos pintando a carboncillo sobre el lienzo, luego la mancha (que es pintar ya el motivo y el fondo con los colores aproximados que vamos a usar) se le da con el óleo muy aguado con aguarrás, pero ya tienes que ir dando las sombras y luces en la obra, siguiendo ya con los óleos. Para finalizar la obra, siempre hay que dar una mano de barniz para proteger la pintura del paso del tiempo. Los colores que damos en nuestras obras dicen mucho del estado de ánimo del artista en ese momento. Os animo a no sólo mirar la pintura que hay colgada, si no a estudiarla un poco, os va a decir mucho sobre el autor!.

Contado así parece un proceso sencillo y rápido, pero os aseguro que no es así. Cada uno de nosotros va forjando a través de los años su propio estilo, aunque estemos en un taller con el mismo profesor, cada obra queda impregnada con el sello, el carácter del que la pinta. Muchas personas nos comentan nada más entrar a la exposición, que desde lejos ya saben a quién pertenecen algunas pinturas, no hay que ser crítico de arte para que el estilo de cada pintor, te llegue de una manera u otra a tu corazón. Sobre gustos no hay nada escrito y todos los estilos gustan!

En la exposición ha habido cuadros de personas con muy diferentes edades, desde Andrea con 85 años a Angela Viceo, con tan sólo 13 años, y ya lleva con nosotros dos cursos, si sigue con su pasión por la pintura, llegará lejos.
Cada obra que ves tiene un significado para el artista, por ejemplo, en la mía titulada «Nostalgia», la elegí porque me recuerda a cuando era pequeña, a mi niñez y me asomaba por la ventana de mi piso, a ver los niños jugar en la plaza de mi barrio en Córdoba y yo no me podía bajar a divertirme ya que me dolía la cabeza mucho con cualquier esfuerzo que hiciera. Por esto, os animo a que cuando visitéis una exposición, preguntéis por las obras, por el significado que tienen y a que también expreséis el sentimiento que os transmite. Es de gran ayuda para el pintor saber lo que su obra quiere decir para el observador. Si es lo mismo que ha querido reflejar el artista, es un éxito, lo hemos logrado!.

«Nostalgia» Obra de: Maria José Luque Oteros

En la exposición de este año hemos participado 16 personas, cada una con su vida y con su historia, pero al fin y al cabo, personas que convivimos un año entero plasmando nuestro arte, nuestra pasión, y que nos ayudamos siendo críticos con las obras de los compañeros para así mejorarlas y conseguir nuestro objetivo. 
Como he dicho antes, este año hemos puesto en venta los abanicos, hechos con mucho cariño y a los que todo nuestro pueblo ha reaccionado de forma fabulosa, porque aunque seamos un pueblo pequeño, no sé por qué, nos encanta el arte y se reacciona de forma muy favorable ante todo lo que se haga en este sector.
Es probable que en nuestras próximas exposiciones, cada vez tengamos más visitas, si os animáis a la compra de alguna obra, para eso están, sólo hay que preguntar.
Os esperamos el año que viene, si Dios quiere, a que sigáis disfrutando del arte que hay en nuestro pueblo.

Quería agradecer a todas las personas que han visitado la exposición de Pintura «Expresión de arte» en la Fundación Francisco García Amo este año, a todos los que habéis colaborado con nosotros en la compra de abanicos pintados. Muchísimas gracias a todos de verdad, en mi nombre y en el de todos mis compañeros.

Un abrazo a todos

María José Luque Oteros
Presidenta Asociación Grupo de Pintores S. XXI

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.