ébola del olivo en córdoba
Anuncio

La bacteria llamada “Xylella Fastidiosa”, más conocida como el “Ébola del Olivo” ha llegado a la península Ibérica.

Se trata de una bacteria con un importante potencial patógeno sobre diferentes tipos de plantas, sobre todo en árboles leñosos, y que tiene efectos devastadores. Por lo tanto, puede afectar al olivo, pero también a viñedos o almendros. Una bacteria que podría arrasar toda nuestra campiña, acabar con nuestro aceite y por tanto causando debastadores consecuencias sobre nuestra economía local.

Hace prácticamente un año, en octubre de 2016, esta bacteria llegó a España. Concretamente llegó a Las Islas Baleares, pero ahora, la situación preocupa mucho a los expertos porque aunque han intentado frenar su expansión… Ya ha llegado a la península y Alicante está infectada.

En la actualidad se encuentran infectadas más de 150 plantas en Mallorca, casi 70 en Ibiza y algo menos de 30 en Menorca. También hay dos importantes focos en Alicante.

Según los expertos de la Unión Europea ni actuando con todos los protocolos se podrá ya erradicar los focos en dichos lugares españoles. Lo que si es posible es evitar su expansión hacia otras zonas y partes de España. El remedio es drástico ya que habrá que talar muchos árboles, no sólo los infectados sino todos los cercanos. Los alcaldes de las localidades infectadas se niegan a talar los árboles pero… ¿Qué pasaría si esta bacteria llega al campo Andaluz? Sin duda, las consecuencias serían desastrosas.

Origen de la Bacteria

Originaria del norte de California, donde se descubrió hacia final del Siglo XIX, hasta la fecha no existe ningún antídoto que sea eficaz.​ En 1889, el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) encargó al patólogo y botánico Newton B. Pierce que investigara la enfermedad de las vides del valle de Santa Ana, hoy condado de Orange. Pierce concluyó el estudio sin encontrar la verdadera causa, y la plaga no volvió a estudiarse durante más de 50 años; si bien conservó el nombre de su estudioso, llamándose la enfermedad de Pierce (Pierce’s Disease). Se estima que sólo en la viticultura de California esta plaga causa daños por valor de 104 millones de dólares al año.

Desde que se detectó en el olivar del sur de Italia (Pulla) en 2013, la propagación de la plaga en esa plantación ha sido muy veloz. En 2015 hay millones de olivos afectados y 230 000 hectáreas. 

A finales de 2016 se detecta la bacteria en las Islas Baleares (España). Los biólogos critican que la propagación es por falta de control.

A final de junio de 2017 se hace pública la detección por primera vez en la península ibérica, en Guadalest (Alicante).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here